martes, 28 de noviembre de 2017

¿En qué medida contribuimos desde la orientación educativa a compensar la desventaja socioeducativa?

Los profesionales de la orientación educativa trabajamos en contextos muy diversos en los que influyen temas muy relacionados con el ámbito social y todas sus variables (factores sociofamiliares, socioeconómicos, socioculturales...). Sentimos que muchas veces la compensación educativa es una cuestión muchas veces olvidada frente a otras necesidades específicas de nuestro alumnado y sus familias.

Fuente de la imagen

¿Cuál ha sido tu experiencia en este tema? Puedes participar añadiendo un comentario en esta entrada, en Twitter mediante el hashtag o etiqueta #orientachat o en el tema que hemos abierto en el grupo Orientadores en Red de Facebook.







Enlaces relacionados (actualizaremos la entrada con los que sugiráis):

Una viñeta del gran Forges. Fuente: El orientador del cole, 2011

Algunas citas desde la experiencia:
"Los escolares españoles con menos recursos socioeconómicos tienen hasta 10,9 veces más opciones de repetir curso y 2,9 veces de lograr un mal resultado en las pruebas de la OCDE, según los datos de Pisa 2015." (E. Silió, periodista, 19-9-2017)  
"Una vez que hemos abordado con la propia familia que existen problemas en el aula (y seguramente también en casa) tenemos que trabajar con el alumno en cuestión y con los profesores de éste. Con el alumno me interesa conocerle como persona en su globalidad, no sólo como el alumno que hace tal o cual cosa en el aula. Necesito tener una visión más amplia, es decir, desde sus amigos, relaciones sociales, uso de Internet, relaciones familiares, expectativas, atribuciones… hasta su vida como estudiante, su percepción de los estudios y lo que ocurre en el aula." (Víctor Cuevas, orientador, 1-12-2010)
"Chicos desatentos en clase porque su mente está en casa, en lo que allí sucede, y se remueven inquietos en el pupitre. Y tras esos síntomas, una y otra vez, descubro adolescentes con una posición inadecuada en su sistema familiar. Los alumnos/as con ansiedad son en muchos casos cuidadores emocionales de sus padres. Hijos que protegen por ejemplo a una madre que se ha quedado sola tras un divorcio que nunca deseó o a unos padres frágiles que no pueden ser sensibles a las necesidades de sus hijos porque ellos mismos necesitan ser cuidados. Así, estos chicos se convierten en pequeños adultos, en padres de sus padres.  Escuchar su historia conmueve a la vez que sobrecoge. Con cuatro años ayudaban en casa, siempre recogían los juguetes, nunca tuvieron que recordarles las tareas del colegio. Median en las discusiones de sus padres y aconsejan a sus hermanos." (Eugenia Jiménez, orientadora, 4-2-2014)

Ejemplo de dimensiones del Área de Compensación de Desigualdades en Educación del ETPOEP de Granada (ver documento en este enlace; puedes pulsar y descargar la imagen):



Un fragmento del Código Deontológico de la Orientación Educativa en España (2015) relacionado con este tema: 

e. Principios de compromiso con la desventaja socioeducativa 

- Promoción de la igualdad de oportunidades desde la orientación educativa, sin ningún tipo de prejuicio hacia las personas por su estatus social, origen, formación, procedencia, género, etnia, creencias religiosas, orientación sexual, capacidad, discapacidad o cualesquiera otras características de las personas o circunstancias.
- Compromiso para prevenir y paliar cualquier tipo de discriminación.
- Sensibilidad ante las necesidades de las personas (educativas, vocacionales, personales y sociales) en la medida en que interactúan y afectan a la planificación y adaptación en la educación y formación, para las ocupaciones e itinerarios profesionales.
- Hacer de la orientación educativa un mecanismo para compensar las situaciones que provoquen desventaja socioeducativa.

4 comentarios:

  1. C. Patricia Díaz Pérez28 noviembre, 2017

    Los orientadores en centros de compensación dejamos de lado, en muchas ocasiones, lo normalizado y nos centramos en las emociones, en acompañar, en ayudar, porque vemos y vivimos situaciones difíciles. Acompañando a miembros comunidad educativa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a C. Patricia Diaz Pérez por el primer comentario en redes. Que este debate no esté generando demasiado interés en redes es posiblemente la mejor muestra de que estamos olvidando a menudo la relevancia de la compensación educativa, aunque no esté tan de moda como la inclusión, dentro de la que también se suele diluir y olvidar...

      Eliminar
  2. Muchas veces me pregunto donde quedó la función compensadora de la institución escolar. Hace unos días tenía una conversación con una tutora de ESO al respecto de un tutorando suyo: actualmente la escuela no hace sino agrandar la desventaja social con la que el niño llega al colegio. Es duro decirlo, pero yo lo veo así. No se trata solo de una mayor o menor sensibilidad del orientador/a; sino de volver a repensar en la función compensadora que debería tener la institución escolar. Un debate muy necesario

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Begoña. Estoy muy de acuerdo con tu comentario. Olvidamos muchas veces esa función compensadora, fundamental, del sistema escolar.

      Eliminar