martes, 31 de octubre de 2017

¿Por qué te gusta ser orientadora? ¿Por qué te gusta ser orientador?

Sí, avanza el trimestre y seguro que empiezas a sentir cierto cansancio, pero tu compromiso con lo que haces te hace sacar fuerzas. ¿Que te mueve? ¿Por qué sigues siendo una persona comprometida con tu trabajo?



Hace unos días, Jessica Davies, School Counselor en Estados Unidos, publicaba en en su blog una entrada explicando sus razones para dedicarse a la orientación educativa, precisamente en un momento vital complicado, mientras busca trabajo. Os recomendamos leer su entrada completa, pero extraemos una traducción de sus últimas líneas para plantear este debate. También en 2016 en Estados Unidos tuvieron una iniciativa en torno a "I love being a School Counselor because..." (Me gusta ser orientador u orientadora escolar porque...). Si te dedicas a la orientación educativa desde OrienTapas creemos que es un buen momento para que proclames a los cuatro vientos por qué te gusta tu trabajo.

Contesta a través de comentarios a esta entrada, en Twitter con la etiqueta #orientachat o en el tema que abriremos en el grupo "Orientadores en red" de Facebook. En redes puedes incluir imágenes que representen por qué te gusta ser orientador/a.


Fuente de la imagen

"Orientar me proporciona un sentido, un propósito. Estoy orgullosa de haber elegido esta profesión o, mejor dicho, de que esta profesión me haya elegido a mí. Sintiéndose así, ¿quién querría dedicarse a otra cosa? He conocido a personas que me han dicho que nunca querrían ser orientadores, igual que yo no querría trabajar de lo suyo. Hay un trabajo específico para cada persona y no cambiaría el mío. Así que es probable que la próxima vez que uno de mis familiares me diga que lo deje y me dedique a otra cosa, decida utilizar mis habilidades como orientadora para decirles que soy yo quien tomo mis propias decisiones igual que ellos viven sus vidas. O quizá me limite a sonreírles e inclinar la cabeza mientras tarareo en mi cabeza "King of Anything" de Sara Bareilles. ¿Por qué te gusta ser orientador/a? ¿Qué haces cuando la gente se dedica a opinar sobre tu carrera profesional?" (Jessica Davies, 20-9-2017)

Es mucho lo que nos hace sentirnos orgullosos de ser orientadores y orientadoras. Aprovechamos el tema de esta entrada para recuperar las estas nubes de etiquetas con sus intereses profesionales que los participantes en el curso "Orientando con TIC y en red" (Orientant amb TIC i en xarxa), en Comunitat Valenciana, han realizado utilizando https://wordart.com/





7 comentarios:

  1. Mi pasión por la orientación va directamente proporcional a los años que llevo en ella. A medida que pasa más tiempo, más me gusta. Aprendí a amar esta profesión. Me llena de orgullo pequeños logros que poco a poco se van consiguiendo. Me apasionan los temas de convivencia.

    ResponderEliminar
  2. Me apasiona acompañar a mis alumnos y alumnas, a sus familias y profesores en su camino, en su toma de decisiones y en su aprendizaje.

    ResponderEliminar
  3. Desde la orientación veo cómo, a pesar de los pesares, se rescatan vidas. Salvar una vida cada curso. 35 vidas a lo largo de una carrera profesional. Salvar vidas en silencio, con la accion cotidiana. Veo a muchos orientadores haciendo eso, salvar alumnos de la exclusión social, salvarlos de la la peor enfermedad, la ignorancia. En silencio, con profesionalidad, aguantando las presiones. Como no sentir orgullo de ejercer la misma profesión que ejercen esos admirables compañeros y compañeras.

    ResponderEliminar
  4. Me encanta este trabajo disfruto con los alumnos y alumnas y sigo aprendiendo de ellos y con ellos

    ResponderEliminar
  5. Soy orientadora porque no tuve orientación cuando la necesitaba y eso me hizo valorarla cuando una buena profesora se fijó en mí y decidió preguntarme y ayudarme a diario. Me apasiona ser orientadora y no cambiaría mi trabajo por nada del mundo. Me permite observar, escuchar, ayudar, animar, asesorar, guiar, mejorar y sobre todo, estar en el día a día de los demás. Y lo más importante, me permite aprender a la vez que enseñar. ¿Seguimos orientando? por supuesto, porque me encanta, hay mucho sobre lo que pensar y aportar, mucho camino por andar y en lo que mejorar y muchas personas a las que poder ayudar.

    Saludos y buena tarde para todos/as.

    ResponderEliminar
  6. Me gusta ser orientadora por muchos motivos, tantos que me cuesta decir uno solo. Me apasiona mi trabajo, con el que me siento muy comprometida e implicada. Me gusta porque me supone un reto diario, que me invita a esforzarme, a mejorar cada día, a seguir aprendiendo, ¡siempre aprendiendo!, a crecer como profesional y como persona. Porque me gusta sentirme útil y ayudar al alumnado, a las familias y al profesorado cuando es necesario. Me gusta porque me devuelve multiplicado lo que le doy. Porque después de tanto tiempo, me sigue ilusionando (Aunque también haya días malos). Porque, como dice Jose Mª Toro, me permite "acompañar a los niños hacia ese lugar en el que reconocen lo que son y advierten y se entusiasman con lo que pueden llegar a ser”. Porque me permite mirar "con ojos de niño", escuchar lo que tienen que decirme con "la oreja verde" y orientar "con co-razón" . Porque esta profesión me recuerda cada día que debemos no solo ver, sino aprender a mirar.

    ResponderEliminar
  7. Esa pregunta me la he hecho muchas veces. Y no siempre he tenido respuesta. Dicen en Japón que la vida está siempre necesitada de un estímulo, una ilusión, una fuerza que te empuje. Y también con desarrollar aquello para lo que se tiene talento. Yo tengo talento para escuchar, para comprender y una capacidad bien administrada para ofrecer luz, salidas, ideas...Todo eso lo he descubierto a través de mi trabajo. Y así he llegado a contestar esa pregunta. Soy orientadora porque lo mejor de mí surge con este trabajo.

    ResponderEliminar