lunes, 18 de septiembre de 2017

¿Cómo dar un enfoque inclusivo a la evaluación psicopedagógica?

Retomamos para un nuevo debate el tuit que publicó una orientadora, Rosa Santos, durante este verano, a partir de una cita del pedagogo Nacho Calderón Almendros.


Precisamente a primeros de junio de 2017 conocimos una sentencia judicial de La Rioja sobre el derecho a la educación inclusiva.

Os animamos a comentar vuestra opinión en esta entrada, un tema nada sencillo y clave en lo que podemos llamar orientación educativa inclusiva. El debate también está abierto en Twitter y en Facebook. Recogemos aquí algunos enlaces relacionados con la educación inclusiva. Podéis sugerir otras lecturas que nos ayuden en este debate.


María Eugenia Pérez, maestra de Pedagogía Inclusiva, escribía este texto dirigido a orientadores hace unos días en su blog (5-7-2017):

"Tal vez tú, orientador/a de algún colegio, instituto o de algún equipo de orientación, ya:
  • -Hace tiempo que descubriste que eras "orientador educativo" y no un simple diagnosticador-rellenardor de informes y desde entonces, cambiaste la forma de vivir la orientación.
  • -No diagnosticas, poniendo una etiqueta para excluir, sino que centras los diagnósticos, en las capacidades para incluir.
  • -Dejaste de estar en esos metros cuadrados del despacho del orientador, para salir a la vida del centro y del aula.
  • -Abandonaste la visión diagnostica y terapeútica de los gabinetes clínicos y apostaste por la educación en la escuela. 
  • -Disfrutas cada día acompañando, guiando y proponiendo formas nuevas de afrontar la nueva educación de los ciudadanos del siglo XXI.
  • -Dedicas la mayor parte de tu tiempo a trabajar con el alumnado dentro de las aulas, en las sesiones de tutoría y con el profesorado preparando y trabajando en equipo.
  • -Has apostado por la educación integral de todos los alumnos/as y cada año te ocupas y preocupas de conocer a todos los nuevos alumnos/as que entran en el centro, sobre todo a los de 1º de ESO, porque has descubierto que así, poco a poco, vas conociéndolos muy bien a todos.
  • -Tienes claro que la orientación, de la misma forma que los procesos enseñanza-aprendizaje o la evaluación, es una tarea en equipo de toda la comunidad educativa y la fomentas activamente.
  • -Estás comprometido con esa revolución que supone ser orientador escolar, luchando y trabajando por realizar una orientación de calidad y equidad.
Pero, tal vez tú, aún no hayas tenido la suerte de descubrir que puedes y quieres ser orientador educativo. Nunca es tarde. Siempre es un buen momento. Sólo es necesario querer."

Por otro lado, la orientadora Isabel Calvo hacía una reflexión a partir de dos ilustraciones de Troche:

Fuente de las imágenes: Troche, 2017

"Troche es un dibujante uruguayo que sigo desde hace un tiempo. Sus dibujos poéticos y llenos de significado siempre me hacen reflexionar. En esta ocasión, al ver estas ilustraciones he pensado que representan algunas de las realidades de los centros a la hora de atender la diversidad. ¿Qué os parece? ¿En vuestros centros tenéis escalera mecánica, ascensor, equipo de escalada, tobogán...?" (Isabel Calvo, 8-9-2017)
PD (Actualizado 19-9-2017): El orientador Víctor Cuevas ha abierto un hilo en Twitter en el que se pregunta "¿Cuántos maestros o profesores 2siguen las indicaciones de los orientadores educativos? ¿Cuántas de estás indicaciones son posibles?"


Entradas y debates previos en OrienTapas:


Otros enlaces relacionados:

7 comentarios:

  1. Por no repetirme mucho, os dejo lo que publiqué hace poco en El Diario de la Educación sobre esta y otras cuestiones: http://eldiariodelaeducacion.com/blog/2017/09/05/dudas-y-temores-sobre-la-inclusion-educativa/

    ResponderEliminar
  2. Un debate imprescindible en el que las familias tenemos que estar y participar. Sin la participación activa de las familias no hay inclusión posible pues somos los que mejor conocemos a nuestros hijos. La inclusión es un derecho humano fundamental. Juntos sumamos, juntos podemos.

    ResponderEliminar
  3. Incorporo este post al debate #orientachat: De la importancia del contexto en la Ev. Psicopedagógica: http://www.ayudaparamaestros.com/2017/02/50-cortos-geniales-para-trabajar-los.html

    ResponderEliminar
  4. - Acabemos con el sesgo cuantitativo. Riguroso también es el procedimiento, observación, análisis de tareas, análisis medidas.

    - Trabajemos de forma colaborativa con equipos docentes y familias, proponiendo actuaciones y evaluando su eficacia.

    - Demos seguridad legal y apoyo a los orientadores, más tiempo y más recursos específicos, como la ONCE pero para todas las NEE.

    ResponderEliminar
  5. Propongo que para este curso los ORIENTADORES SE INCLUYAN en los equipos educativos, aulas, centros para #ConstruirInclusión #Sociedadiversa

    ResponderEliminar
  6. Propongamos en nuestros informes más adaptaciones de aula, de etapa, de centro, poniendo el foco en la metodología inclusiva y en los apoyos

    ResponderEliminar
  7. ¿Cuántos maestros o profesores siguen las indicaciones de los orientadores educativos? ¿Cuántas de estás indicaciones son posibles?

    La gran mayoría de las demandas del profesorado a los orientadores está relacionada con el diagnóstico psicopedagógico del alumnado. Un diagnóstico que sólo sirve en relación a la respuesta educativa a las necesidades del alumnado. Respuesta en aula, familia, centro... Respuestas que, en ocasiones, caen en saco roto porque exigen cambios de calado en metodología, por ejemplo, o apoyo especializado. Otras veces las indicaciones de los orientadores están tan alejadas de la realidad que son imposibles de llevar a la práctica.

    Sigue siendo difícil encontrar una respuesta educativa diferenciada a una clase diversa. Preferimos etiquetas que expliquen las dificultades. Parece que etiquetar exime de la responsabilidad de enseñar. O asigna a un especialista, PT o AL, está responsabilidad.

    Por otro lado es ingenuo e irresponsable dejar de realizar un diagnóstico cuando aparecen dificultades y reducir todo a simplezas. Simplezas como pensar que una metodología igual para todos, aunque sea la de moda, es la solución a las dificultades del alumnado. Simplezas como pensar que la medicación arregla todo. Simplezas como la de pensar que el apoyo fuera del aula es la solución o que sentarse junto al alumno dentro también.

    Hablamos de un tema tremendamente complejo. La formación técnica de los orientadores nos permite el diagnóstico y el asesoramiento posterior. Sin asesoramiento no sirve el diagnóstico. Sin diagnostico no sirve el asesoramiento. En el diagnóstico deben participar todos los actores a un nivel determinado. Profesorado la familia y el alumno, servicios externos. Todas las visiones son más completas que un mero diagnóstico clínico aislado en un despacho. Pero al final, debe haber una conclusión. Y para llegar a ella, mejor que haya pasado por varias miradas. Así el margen de error será menor. Así se hace un diagnóstico.

    Dicho esto, el diagnóstico es una de las tareas que menos tiempo me lleva en Secundaria. Pero tiene su importancia y relevancia. Especialmente en los dos primeros cursos de ESO ante el afloramiento de dificultades que estaban latentes o no habían salido a la luz.

    Resumiendo, el diagnóstico psicopedagógico sigue siendo fundamental en el trabajo del orientador. Para dar una respuesta adecuada al alumno. El modelo de equipos externos, en mi opinión, no es adecuado. No soluciona las demandas y necesidades, es totalmente insuficiente.

    ResponderEliminar