viernes, 2 de junio de 2017

¿Hacia dónde debemos orientar la orientación educativa? Propuestas

Algo se está cociendo en los fuegos de la orientación educativa en red. La orientadora María José G. Corell escribía hace unos días sobre la necesidad de una "desobediencia para el cambio".
"Desde mi punto de vista tratamos de realizar un cambio dentro de las reglas del propio sistema (pidiendo más recursos o una "leve" mejora de lo existente), sin cuestionar al sistema mismo (cambio tipo-1 en terminología de Watzlawick), cuando necesitamos un cambio mucho más profundo (cambio tipo-2) (...) Puede ser que estemos cometiendo un error de enfoque al pretender generar un cambio dentro de los paradigmas que han generado la dificultad (cambio de tipo 1), cuando lo que se necesita es un cambio de perspectiva (cambio de tipo 2). (...) En el caso de la Orientación Educativa y con más preguntas que respuestas, creo que está claro que necesitamos un cambio tipo 2. Por tanto, podemos preguntarnos: ¿Qué consideramos como no deseado? ¿Para quién? ¿Qué se necesita, pues, para cambiar? y ¿Para que el cambio a realizar sea un cambio tipo 2? ¿Cómo enfocar el problema y cómo enfocar la solución? Se admiten propuestas, más preguntas y respuestas. ¿Cómo tirar de nuestra propia coleta para salir del cenagal?" (María José G. Corell, 26-5-2017)

En paralelo, en las últimas semanas no han parado de surgir propuestas para introducir cambios en la orientación educativa. Ahí van algunos ejemplos.

Fuente de la imagen: Pixabay. 

Paula, una orientadora de Granada, inició este curso una petición en Change.org de un/a orientador/a para cada centro de Educación Infantil y Primaria en Andalucía (#1orientador@xCEIP):
"En los centros de infantil y primaria (CEIP), los orientadores/as trabajamos por zonas. De tal forma, corresponden 5 orientadores/as por cada 12 centros, aprox. (ya que no hay normativa que regule estas ratios). Díganme ustedes cómo se puede llevar el seguimiento del alumnado acudiendo al centro “al menos un día a la semana” (como establece la normativa)."
Desde Extremadura, orientadores y orientadoras de APOEX hace una propuesta disponible en este enlace. Los tres puntos principales que proponen:
  • Ajuste de la ratio alumno-centro/orientador tanto en Educación Primaria como en Secundaria a la realidad socio-educativa extremeña.
  • Actualizar en función de las demandas tanto sociales como educativas las funciones de los profesionales de la orientación.
  • Asignar la docencia de asignaturas y/o materias optativas directamente relacionadas con nuestra especialidad como Psicología.
La asociación aragonesa AAP ha realizado también una petición para la mejora de la orientación:
"Desde la Asociación Aragonesa de Psicopedagogía llevamos varios años reivindicando la potenciación de  los Servicios de Orientación. Por ejemplo el 8 de marzo hicimos una comparecencia en Las Cortes de Aragón (os adjuntamos el enlace al vídeo) y recientemente hemos enviado un escrito al Departamento de Educación del Gobierno de Aragón para reivindicar que la materia de Psicología la sigamos impartiendo desde los Departamentos de Orientación."

Orientadores y orientadoras de COPOE, han realizado recientemente una petición sobre la prevención del maltrato disponible en este enlace:
"Como profesionales de la educación, exigimos que se articulen todas medidas preventivas recogidas en la normativa para mejorar la calidad educativa, tanto en la atención a las necesidades específicas de apoyo educativo que requiera el alumnado víctima de cualquier tipo de violencia (auto-infligida, interpersonal y/o colectiva) como el alumnado agresor. Consideramos que es imprescindible que se dote a los centros educativos de recursos para atender las necesidades planteadas por el alumnado en riesgo de vulnerabilidad a través del Plan de Acción Tutorial, y no solo como medidas a tomar cuando los hechos ya han ocurrido, sino también como prevención y como actuaciones de proacción hacia la convivencia positiva."
Las propuestas y protestas no se limitan a las asociaciones profesionales. El AMPA de un colegio de Sevilla ha iniciado una recogida de firmas para contar con más recursos y estabilidad. Podéis leerla en este enlace.
"Desde la comunidad educativa del CEIP Arias Montano de Sevilla queremos expresar nuestra más enérgica protesta por los continuos recortes del personal educativo ​que viene sufriendo nuestro centro en los últimos años. Estos recortes están siendo especialmente perjudiciales para el alumnado en materia de Orientación Educativa. Disponemos de solo un profesional de orientación educativa compartido ​con otros colegios de la zona, que atiende a nuestro centro a tiempo parcial​ solo dos días a la semana. Además de esto, desde hace tres cursos, la persona asignada a este puesto es de manera discontinua y se han sucedido distintas bajas sin cubrir, imposibilitando el trabajo continuo de conocimiento real de las necesidades de los alumnos y alumnas del centro. Por todas estas razones, en nuestro centro se acumulan sin atender las solicitudes de distintos protocolos para alumnos o alumnas del centro a lo largo de los cursos​. Tenemos alumnos y alumnas que llevan años esperando ser evaluados para que se puedan adoptar las medidas de apoyo educativo previstas."
Las orientadoras de los centros de Secundaria de San Fernando (Cádiz) también protestan, en este caso por la ausencia de programas municipales que complementan y dan sentido a su trabajo.
"Son jóvenes de familias desfavorecidas que no tienen recursos para defenderse por si mismas, por eso las orientadoras estamos poniendo la voz para los que no la tienen en el pleno municipal."
Dos orientadores, Víctor Cuevas y Alfredo Álvarez, muestran en sus blogs la preocupación por un sistema educativo que no acaba de funcionar:
"A los que me hablan de lo que le espera al alumnado les pregunto: ¿acaso con nuestro nivel de exigencia curricular aprenden a participar y a cooperar para ser capaces de construirse un mínimo conocimiento real del mundo? Dice Nicole Waicunas “Si solo se enseña el currículo, la clase está perdida”  lo que no me canso de repetir porque pienso que es la radiografía exacta de lo que ocurre en realidad, en general. Conocimiento de lo que les rodea que implica comprender para tener capacidad de realizar juicios críticos y no creerse, por ejemplo, todo lo que nos “venden” los medios de comunicación. Conocer para comprender que jamás va a significar memorizar o “chapar” ni repetir o “vomitar”  en un examen y olvidar para siempre." (Alfredo Álvarez, Fracasamos todos, 1-6-2017
"Propongo un sistema diferente al actual, más individualizado que tenga como ejes, al menos los siguientes aspectos. El primero, la trayectoria académica del alumno, sus estudios elegidos con la variabilidad de caminos posibles para atender sus intereses. El segundo eje sería un examen específico en función de los estudios elegidos y de la rama de conocimiento en el que se encuadren. No vale el mismo examen para todos, sino un examen para los que quieran estudiar Psicología, por poner un ejemplo, distinto del que vaya a estudiar Enfermería. Esto supone que previamente los alumnos saben qué quieren estudiar gracias al Bachillerato diseñado con tal fin y no como ahora, que se decide una vez realizado el examen de acceso. El tercer eje del sistema sería una entrevista personal que valide competencias que no pueden medirse en un examen. Sería el último filtro para concoer las motivaciones e intereses para elegir una carrera u otra. Fruto de estos tres procesos, el acceso a la universidad sería mucho más realista, enfocado a quienes quieren estudiar una carrera y no probar suerte con algo que salga por casualidad." (Víctor Cuevas, Alternativas al Bachillerato y al Acceso a la Universidad, 2-5-2017)

Un habitual de OrienTapas, el orientador Jesús Zapatero, escribía la semana pasada en Colectivo Orienta un artículo con hasta 11 propuestas para el cambio:
"Aún deberíamos hacer un mayor esfuerzo por compartir conocimiento e intercambiar recursos y experiencias, colaborar y trabajar en proyectos que superen el ámbito de los centros. Y no solo entre profesionales de los servicios de orientación, sino también con otros miembros de la Comunidad Educativa. Todos juntos somos Comunidad Educativa." (Jesús Zapatero, 22-5-2017)
Desde OrienTapas, en estas pocas semanas que nos quedan de curso, apenas publicaremos nuevas entradas porque queremos animar a todos los orientadores y orientadoras, y a la comunidad educativa en general, a compartir ideas para el cambio de rumbo en orientación educativa.

¿Hacia dónde debemos orientar la orientación educativa?
¿Qué mejoras y cambios debemos introducir?

#RevoluciónInclusiva: otro buen ejemplo
de las propuestas para cambiar la orientación

Te animamos a añadir un comentario aquí (con tu nombre o anónimo). También responder a través de redes: en Twitter con la etiqueta #orientachat o en los temas abiertos en los grupos de orientadores y orientadoras de Facebook, LinkedIn o Google+.



6 comentarios:

  1. Yo creo que desde la orientación tenemos que dar pasos que contribuyan a una educación inclusiva. HAY MUCHO POR HACER

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La orientación para transformar, esa es la idea. Como dice María José G. Corell esto supone un cambio profundo, un enfoque proactivo interno que parta de una reflexión individual, de repensar la orientación. Y esto es necesario y urgente, los orientadores tienen un papel fundamental en la #RevoluciónInclusiva

      Eliminar
    2. con una normativa que regule el accionar de los profesionales en psicología hacerce cargo del campo preventivo, social y emocional.

      Eliminar
  2. Gracias, como siempre, por tus reflexiones, María José G. Corell. Añado a la entrada en OrienTapas el enlace a tu reflexión sobre el cambio desde el modelo de Watzlawick. Llevas razón en que la mayoría de los cambios que se proponen en general son cambios de tipo 1 según este modelo. Queda mucho por cambiar respecto a lo que hacemos en orientación y cómo lo hacemos.

    ResponderEliminar
  3. Creo que algo importantísimo para la orientación educativa es que tanto compañeros docentes, padres y madres, alumnos y PAS, conozcan bien nuestro trabajo. Veo que muchas veces en el desconocimiento de nuestras funciones o en la creencia que tienen sobre funciones que no tenemos, nace el desencuentro y la, vamos a decir, desilusión de partes activas de la comunidad educativa. Hay que enseñar nuestras herramientas, aunque dentro del hermetismo y cierta rigidez (al menos por mí percibida) que nos impone el sistema, y dentro de la cruda realidad de recursos que nos ofrecen: un capital humano muy limitado y su vez una realidad social que cambia a toda velocidad, familias que bailan en una dicotomía sin fin entre la superexigencia y el "miro hacia otra parte", y alumnos que cada vez más necesitan de nuestro trabajo en el día a día. Creo que debemos ganar visibilidad como colectivo y mostrar nuestras virtudes, nuestras capacidades, y también, porque es necesario, las carencias que tenemos. Pero más importante, mostrar dónde queremos ir, pero para ello, necesitamos fijar ese norte tan amplio que se construye desde la inclusión, la prevención, las familias, los docentes... Podría ser un principio. Quedan por definir las acciones....

    ResponderEliminar
  4. Para mi..intentando conjugar y resumir las acertadas ideas y principios ya planteados: "El verdadero sentido de la Orientación no puede ser otro que remover los centros (estructuras, dinámicas, relaciones, metodologías,defensa de derechos universales) desde un modelo sistémico...donde los elementos interfluyen; hacia una educación inclusiva, una escuela para todos, en la ningún alumno pase desapercibido y pueda ser atendido en sus necesidades ( en los distintos niveles escolares), con la participación de las familias y de las estructuras sociales del contexto; para ir logrando ciudadanos proactivos y felices y sociedades más igualitarias y más justas".

    ResponderEliminar