Cabecera OrienTapas

¿Quién viene aquí de tapas? ¡Únete!

jueves, 9 de febrero de 2017

Evaluación de Bachillerato y Acceso a la Universidad 2017, ¿indefensión aprendida?

Con la incertidumbre sobre la Evaluación de Bachillerato LOMCE y Acceso a la Universidad 2017, estudiantes, familias, profesores y orientadores estamos desde hace dos años en una situación de indefensión aprendida.

Meme tomado de Twitter sobre la Prueba de Acceso a la universidad
¿Qué es la indefensión aprendida? Lo explica el orientador Juan A. Frías en esta entrada a través del cuento del elefante encadenado
"Indefensión aprendida es la condición de un ser humano o animal que ha "aprendido" a comportarse pasivamente, con la sensación subjetiva de no poder hacer nada y que no responde a pesar de que existan oportunidades reales de cambiar la situación aversiva, evitando las circunstancias desagradables o mediante la obtención de recompensas positivas."
Susana Arias Gómez, madre de una alumna de 2º de Bachillerato y jefa de estudios, lo explicaba hace unos días en una carta al director de un periódico:

"A mí no me cuadraba mucho lo de "similar a la PAU" cuando el currículo era distinto, y mis sospechas las confirmó la jefa de Inspección cuando, en diciembre, nos recordó que el currículo de este curso era el currículo LOMCE y, por tanto, las pruebas de acceso versarían sobre esos contenidos. En ese momento, el consejero de Educación apeló a la sensibilidad de los responsables de la aplicación de las pruebas, en el sentido de que se harían ciertas acotaciones que permitieran que, efectivamente, las pruebas fueran similares a las de cursos anteriores. Bien, pues yo me preguntó: ¿dónde está esa sensibilidad? ¿Alguien ha pensado en esos alumnos y alumnas de 2º de Bachillerato que quieren acceder a la Universidad y que necesitan en algunos casos una puntuación alta, para acceder a los estudios que desean? Como ni en la Universidad, ni en el Servicio de Inspección Educativa lo deben saber, les voy a contar yo cómo es la vida de un estudiante de estas características: 6 horas en el Instituto asistiendo a clases, algunos días sin recreo o con una hora más porque hay un examen que lleva más de una hora; por la tarde, sentarse a estudiar y no parar hasta la hora de cenar. Cuando hay exámenes, o sea, casi siempre, después de cenar todavía hay que seguir estudiando: hasta las diez, once, a veces doce. Se intenta dormir 8 horas, pero desde luego no hay tiempo para hacer deporte, para seguir perfeccionando el inglés o para hacer cualquier otra actividad extraescolar. El fin de semana se procura salir si no hay muchos exámenes la semana siguiente (rara vez), pero, aun así, durante el día, mañana y tarde, encerrad@ en la habitación estudiando. Puentes, vacaciones se los pasarán estudiando. Y los profesores cada día apurando más, porque hay que dar más contenidos que los cursos anteriores." (Fragmento de la carta de Susana Arias Gómez, 5-2-2017 - Lee la carta completa en este enlace).



¿Qué estamos haciendo ante este sentimiento de indefensión para no caer en la pasividad? Estamos utilizando las redes para sentirnos informados y, sobre todo, acompañados. Desde grupos de trabajo de orientación en red, como OrientandoTW en Twitter y GrupOrienta en Google Spaces, orientadores y orientadoras de toda España estamos recopilando la legislación que se va publicando a cuentagotas en cada comunidad autónoma. En la mayoría de comunidades seguimos con muchas dudas como las ponderaciones, modelos de exámenes y otras muchas cuestiones. Y avanza febrero... Así es complicado estudiar, educar u orientar. Y tú, ¿qué opinas? ¿Qué se sabe y qué queda aún por saber sobre el acceso a la universidad 2017 en tu comunidad autónoma?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada