Cabecera OrienTapas

¿Quién viene aquí de tapas? ¡Únete!

miércoles, 11 de enero de 2017

Hacia un enfoque holístico y proactivo en orientación vocacional

Ana Cobos Cedillo, orientadora en el IES Ben Gabirol de Málaga y presidenta de COPOE, publicó en el periódico Escuela un artículo de opinión sobre el Foro Internacional de Orientación Vocacional celebrado en Ciudad de México el pasado noviembre. Tomamos aquí un fragmento de la columna, que puedes leer completa en este enlace.



Una piedra en el camino - Fuente: Panoramio, 2011
En España, trabajamos hace décadas la orientación desde la santísima trinidad de sus áreas: Acción Tutorial, Orientación Profesional y Atención a la Diversidad, sin embargo, la orientación ha evolucionado a la par de la sociedad y esta clasificación de ámbitos va quedando cada vez más desfasada.

En el Primer Foro Internacional de Orientación Vocacional (Ciudad de México, 17-11-2016) se ha expuesto una visión completamente actualizada al siglo XXI de este ámbito trascendental para el desarrollo del ser humano, a través, de un enfoque holístico, más centrado en modelos proactivos que reactivos.

Con la finalidad de acentuar la distinción de esta propuesta, es fundamental conceptualizar el modelo proactivo como aquel que se adelanta al problema, es decir, lo previene y afronta cuando surge, a modo de piedra que en el camino te enseña que tu destino es rodar y rodar, como dice la famosa canción mexicana. Y hago esta analogía, porque de lo que se trata el ejercicio de la orientación vocacional, es de diseñar proyectos que contribuyan a que las personas construyan sus objetivos y proyectos de vida para conseguir el bienestar y/o alcanzar la felicidad planea en la vida, por medio de eso que les mueve y apasiona.

Desde esta perspectiva, en el Primer Foro Internacional de Orientación Vocacional, se ha afrontado la orientación buscando la relación entre ésta y el sistema socioeducativo, como siempre lo hacemos, pero además profundizando en cómo ésta se vincula e impacta otros ámbitos como la Economía, Empleabilidad, Tecnología, Salud y bienestar, Emprendimiento y Vocación de Servicio. Con todo ello, se facilita que por fin se abran las fronteras de la orientación y de la educación y comencemos a contemplar otro tipo de enfoques multidisciplinares y flexibles, incluso más líquidos, capaces de acomodarse a las necesidades cambiantes y efímeras de nuestros días.

En el siglo XXI las necesidades a cubrir no presentan lindes, pues de lo que se trata es de formar personas que sean capaces de adaptarse de forma rápida y eficaz a los requerimientos, pero no tanto del sistema productivo, como a los propios, para incluir en el propio proyecto personal todas las facetas de la vida, incluida la laboral. Personas del siglo XXI con todas las facetas personales actualizadas: que cuidan su salud, sus relaciones personales, que son ciudadanos y ciudadanas del mundo que van a desempeñar trabajos que aún no existen y que impactarán a la sociedad de forma significativa…. 

Ana Cobos Cedillo,
orientadora educativa
y presidenta de COPOE
Columna completa en Periódico Escuela nº 4114: 1-12-2016

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada