sábado, 6 de febrero de 2016

¿Tienen los niños y niñas tiempo para crecer?

 

Estamos de carnaval y, a través de la página "Pienso, siento, soy", de la orientadora Isabel Calvo, me ha llegado el pasodoble de la comparsa gaditana "Un fallo lo tiene cualquiera", con letra y música de Iván Romero. Si añadimos una cuantas viñetas geniales de Faro, Frato, Zapa, ... el resultado es este vídeo de apenas 2 minutos que intenta animar al debate.


Las actividades extraescolares pueden ser sin duda una motivación y fuente de aprendizaje, pero siempre deberíamos plantearnos si las agendas de los niños y niñas están demasiado saturadas. Y tú, ¿qué opinas? Añade tu comentario en esta entrada o en redes, tanto en espacios públicos (en Twitter o en Facebook) como en comunidades cerradas de OrienTapas (GrupOrienta en Google+ y Grupo de Consultas, dudas y experiencas en LinkedIn). 


Enlaces sobre el tema:

2 comentarios:

  1. Rafael López07 febrero, 2016

    Lo ideal es siempre un término medio. Es bueno que participen en actividades extraescolares que les estimulen, pero también tienen que tener tiempo para jugar, leer, ver alguna película en la televisión e incluso hasta de tumbarse en el sofá mirando al techo. Precisamente algo que hago con mis alumnos es ayudarles a planificar el tiempo semanal, cuando trabajo las técnicas de estudio. Y créeme, te aseguro que a veces me quedo "boquiabierto" cuando veo la cantidad de actividades que hacen a diario. Y sobre todo les cuesta más cuando llegan a Bachillerato y la cantidad de materia a estudiar aumenta.

    Yo creo que deberían tener una actividad extraescolar por año y luego, si acaso, clases de refuerzo o de Inglés, y el resto debería ser tiempo para dedicarlo a otras cosas. Eso sí, de cualquier forma, conviene enseñarles a planificarse el tiempo a dedicar a otra cosa, y que sean actividades variadas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo, Rafael. El juego y otras actividades extraescolares son una motivación. Siempre que no estén sobrecargados y lo hagan por gusto, es bueno mantener estas actividades. De hecho, cuando las notas van mal se tiende a quitar todas las actividades de golpe y el resultado no es bueno, ya que muchas veces pierden precisamente su rato de desconexión y aprovechan aún menos su tiempo. Como bien dices, una agenda equilibrada y razonable es la clave.

      Eliminar