miércoles, 1 de enero de 2014

Una carta para todos los orientadores educativos del mundo

Esta carta de Tabitha Panariso, orientadora escolar ("school counselor") en Colorado, Estados Unidos, dirigida a todos los orientadores del mundo, fue publicada el 12 de Septiembre de 2013, durante el "National Day of Encouragement", en el blog "Scrapbook of a school counselor".

La recogí inicialmente en el blog ¿QuÉduQuÉ-QuÉduCuÁndo? y creo que merece estar también aquí para empezar el año con fuerza.

La carta habla de los orientadores como profesionales necesarios, valorados, imprescindibles, ...

Te invito a leerla y a opinar sobre ella añadiendo un comentario.




No me atrevía a traducirla al castellano, ni siquiera después de tomar "una relaxing cup of café con leche". Creo que traducida, pierde la fuerza que Tabitha consigue darle a cada línea, de cada palabra. Aun así, al final por petición de un orientador, José Marcos Resola, hice esta traducción libre:

Estimados Orientadores Educativos,
Hoy es el National Day of Encouragement. Al menos , eso es lo que dice Kid President (Robby Novak). Y para mí, lo que él dice, va a misa. De todas formas, cuando pensé en animar a quienes más lo necesitaban, pensé en ustedes.
Para los Orientadores Educativos del Mundo.
A lo largo del día a día, en el que puedes necesitar "café en vena" o incluso un orientador para ti mismo, mientras comes en pijama una caja de bombones, ... - ¡recuerda que tú eres SUFICIENTE!
Cada vez que te quedaste sin comer o sin ir al baño, ... los largos días muestran el increíble valor que tienes. - ¡Tú eres NECESARIO!
Por eso es divertido lo que haces. Eres el héroe silencioso. El que puede convertir a un ceño fruncido en una sonrisa. El que realmente escucha lo que dicen esas vocecitas. Eres el guardián de los secretos y el oído comprensivo . Tú y tu despacho representáis un lugar sagrado donde los estudiantes pueden ir y simplemente ser ellos mismos. Sin expectativas ni prejuicios. VALORAN lo que haces.
Sí, algunos días son difíciles, demasiado duros. Puede que te vayas a casa queriendo llevarte a 15 niños contigo. Harto del sistema, de ti mismo, de la sociedad. Aún así, eres FUERTE. 
Con esa fuerza, te levantas ante los maestros, administradores, familias, ... y defiendes todo lo que un estudiante puede ser. Llamas a médicos y servicios sociales para ayudar a los responsables que están haciendo las cosas mal. Recomendaciones para la mejor universidad , la mejor clase , la mejor manera de cuidar de un estudiante ... Tú TE ENTROMETES y PELEAS.
Con la agenda a tu lado, una lista de cosas pendientes que no para de crecer, y post-it que cubren todo tu escritorio, el teléfono que no para de sonar y, a pesar de todo, pones buena cara ... TE ADAPTAS a todo.
Con el aumento del uso de datos sobre Orientación , los blogs en ​​Internet, y los diversos pensamientos e ideas que intercambias en Twitter, ... está claro que eres EFICAZ.
A menudo las batallas más duras que has librado representan tus mayores éxitos. Los orientadores educativos están librando una batalla para iluminar muchos lugares oscuros. Te puedo asegurar que a pesar de estar cansado y roto, estás ganando esta pelea. Estás consiguiendo un efecto en los estudiantes, sus vidas cambian gracias a tu trabajo. 

No importa si trabajas en Primaria, Secundaria o Bachillerato. No importa si se trata de un centro público, privado o concertado. No importa que la ratio sea de un orientador por cada mil alumnos o que la carga de trabajo sea enorme. 
En definitiva, ahora mismo, lo más importante es que no te sientas solo. No te des por vencido. 
Eres importante. Y has ganado. Has ganado por el simple hecho de haber elegido cuidar de los demás. Tu trabajo hace que las cosas cambien.
Gracias. - Tabitha Panariso


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada